China apuesta por la autosuficiencia quitando chips americanos

China está reemplazando chips de Intel y AMD por alternativas nacionales en computadoras gubernamentales, marcando un paso importante hacia la independencia tecnológica.
China está reemplazando chips de Intel y AMD por alternativas nacionales en computadoras gubernamentales, marcando un paso importante hacia la independencia tecnológica.

En un movimiento estratégico hacia la autosuficiencia tecnológica, China está intensificando sus esfuerzos para reemplazar los chips de fabricación estadounidense, como los de Intel y AMD, por alternativas nacionales en las computadoras del gobierno. Según un informe de The Financial Times, el país asiático ha implementado nuevas normas de compra que dificultan que las agencias gubernamentales chinas adquieran computadoras con chips fabricados en EE. UU.

Nuevas directrices para la adquisición de tecnología segura

Introducidas discretamente el 26 de diciembre, estas directrices cubren ordenadores de sobremesa, portátiles y servidores, exigiendo la utilización de procesadores "seguros y confiables". Entre las alternativas preferidas se encuentran chips basados en Arm y x86 de empresas chinas como HiSilicon de Huawei, Loongson, Zhaoxin y Phytium, este último desarrollador de computación a nivel de servidor.

La nueva política de China de promover chips y computadoras nacionales sobre las alternativas de Intel y AMD refleja un cambio estratégico significativo.
La nueva política de China de promover chips y computadoras nacionales sobre las alternativas de Intel y AMD refleja un cambio estratégico significativo.

Una apertura limitada para Intel y AMD

Aunque las directrices no prohíben completamente el uso de ordenadores con chips de Intel o AMD, establecen condiciones estrictas para su adquisición. Solo se permitirán compras limitadas y bajo procedimientos específicos, lo que sugiere un claro desplazamiento hacia la tecnología doméstica.

Impacto más allá del gobierno

Esta política no solo afecta a las agencias gubernamentales sino también a empresas estatales chinas, marcando un cambio significativo en el panorama tecnológico del país. Un comprador del gobierno citado por The Financial Times indicó que después de la nueva ola de adquisiciones, "básicamente todos en la oficina tendrán una ordenador nacional".

Promoción del software local

Además de los chips, China ha promovido el uso de sistemas operativos desarrollados localmente en computadoras gubernamentales, una tendencia que comenzó en 2022. Este enfoque no solo fortalece la industria tecnológica nacional sino que también podría beneficiar a fabricantes de computadoras como Lenovo y Huawei.

Desafíos para Intel y AMD

Aunque teóricamente Intel y AMD podrían buscar la aprobación del gobierno chino para vender sus chips, se enfrentan al obstáculo de tener que compartir "documentación completa de I+D y código" de sus chips, una demanda poco realista dada la sensibilidad de dicha información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *