El iPhone 15 tendrá USB-C, pero con truco

iPhone cargándose

Apple tendrá que despedirse pronto de su conector Lightning y darle paso al USB-C en Europa. Los de Cupertino han cedido a la presión de la Unión Europea a pesar de dejar claro que no les gusta que les obliguen a hacer cambios con la legalidad mediante. La empresa se ceñirá a la recientemente aprobaba la estandarización del USB-C como cargador único en Europa, según la cual, desde 2024, todos los fabricantes de móviles, tablets, libros electrónicos, cámaras digitales, videoconsolas y auriculares deberán utilizar en sus dispositivos este cargador.

Los próximos teléfonos de Apple, los iPhone 15, contarán con este conector, pero parece que con un pequeño truco. De acuerdo con el reputado analista, Ming Chi-Kuo, los puertos serán un elemento para diferenciar entre las dos gamas de iPhone.

Un USB-C que diferenciará a los iPhone 15 de ambas gamas

Tal y como explica Kuo a través de Twitter, los próximos iPhone 15 Pro y iPhone 15 Pro Max ofrecerán una mayor velocidad de transferencia de datos que los iPhone 15 y iPhone 15 Plus. De hecho, estos dos modelos no contarán con un aumento de velocidad, por lo que solo admitirán tasas de transferencia de USB 2.0. Esta se corresponde con las tasas de transferencia de los puertos Lightning actuales (limitadas a 480 Mps). Una velocidad de transferencia baja puede ser un inconveniente a la hora de pasar fotos o vídeos en 4K y RAW, así como al realizar copias de seguridad.

En cuanto a los iPhone 15 Pro y el iPhone 15 Pro Max, según Kuo podrían contar con USB-C 3.2 o incluso el Thunderbolt 3. Esto significa que con USB-C 3.2 podrían llegar a 20 Gbps, mientras que Thunderbolt 3 la aumentaría hasta 40 Gbps.

La nueva generación de iPhone llegará, siguiendo el calendario habitual de Apple, en algún momento de la segunda mitad de 2023. Se espera que (también según Kuo), lleguen con el chip A17 Bionic y que pierdan los botones de volumen y bloqueo, por lo que tendrían un diseño similar al del iPhone 7.

Deja una respuesta