La justicia canaria endurece medidas contra el uso del móvil en el trabajo

La sanción a una trabajadora por usar su móvil en el trabajo destaca la importancia de la seguridad y la concentración en puestos críticos.
La sanción a una trabajadora por usar su móvil en el trabajo destaca la importancia de la seguridad y la concentración en puestos críticos.

En un fallo que sienta precedente, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha confirmado una sanción disciplinaria ejemplarizante: 30 días de suspensión de empleo y sueldo a una trabajadora por consultar su móvil personal durante el horario laboral. Este caso destaca la creciente preocupación por cómo el uso indebido de dispositivos móviles en el lugar de trabajo puede comprometer la seguridad y el rendimiento laboral.

El Tribunal confirma la suspensión de una trabajadora de seguridad por distracción con su móvil, subrayando la gravedad del uso indebido en el lugar de trabajo.
El Tribunal confirma la suspensión de una trabajadora de seguridad por distracción con su móvil, subrayando la gravedad del uso indebido en el lugar de trabajo.

Un caso de negligencia laboral

La trabajadora, empleada como vigilante de seguridad en el Aeropuerto de Tenerife Norte, fue sancionada tras ser descubierta utilizando su teléfono móvil personal durante un periodo aproximado de 30 minutos. Este acto de negligencia tuvo lugar en un contexto donde la atención constante es crucial, tanto que el uso del dispositivo estaba terminantemente prohibido por el potencial riesgo de distracción y error.

Consecuencias de un momento de distracción

La gravedad de la situación se vio subrayada por un incidente de seguridad que ocurrió mientras la trabajadora estaba distraída con su móvil: una persona sin autorización consiguió acceder a una zona restringida del aeropuerto. Este hecho evidenció la importancia de cumplir con las obligaciones esenciales del puesto, incluida la vigilancia continua de los monitores de seguridad.

La negligencia de una trabajadora al consultar su móvil durante el trabajo lleva a una sanción ejemplarizante, reforzando las políticas de seguridad laboral.
La negligencia de una trabajadora al consultar su móvil durante el trabajo lleva a una sanción ejemplarizante, reforzando las políticas de seguridad laboral.

Defensa y fallo judicial

A pesar de la defensa presentada por la trabajadora, argumentando defectos formales en la sanción y cuestionando su responsabilidad en el incidente de seguridad debido a fallos en los sensores de movimiento, el Juzgado de lo Social número 9 de Santa Cruz de Tenerife desestimó la demanda. La Sala de lo Social del TSJ, tras revisar el recurso de la demandante, ratificó la sanción, enfatizando que el tiempo dedicado a la consulta del móvil contradecía la naturaleza esporádica de su uso y subrayando la necesidad de mantener la atención en un puesto de trabajo tan crítico.

Un mensaje claro

Este fallo envía un mensaje claro a la fuerza laboral: el uso inapropiado del móvil durante el trabajo, especialmente en roles de seguridad y vigilancia, no solo es inaceptable sino que será castigado con severidad. La decisión judicial subraya la prioridad de mantener un entorno laboral seguro y eficiente, donde la concentración y dedicación al trabajo son imperativas.

Este caso también resalta la importancia de que las empresas establezcan políticas claras sobre el uso de dispositivos personales en el lugar de trabajo, así como las consecuencias de incumplirlas. En un mundo cada vez más conectado, donde la línea entre lo personal y lo profesional se difumina, decisiones como esta recalcan la necesidad de mantener una disciplina y profesionalismo constantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *