El plan con anuncios de Netflix tiene trampa

Fotograma de una serie de Netflix

Netflix está realizando unos cuantos cambios en su estrategia comercial. El objetivo es salir de la catastrófica situación financiera en la que se encuentra y evitar el éxodo de suscriptores. Una de las medidas que el gigante del streaming plantea integrar es un nuevo nivel de suscripción con anuncios más económico.

A priori, este nuevo plan, que se comenzará a introducir en a comienzos de 2023, puede ser un buen anzuelo para atraer a nuevos clientes; sin embargo, no será tan bonito como esperábamos. De acuerdo con Deadline, varios de los títulos del catálogo de Netflix no llegarán a este plan básico de suscripción. Esto incluye tanto películas como series. Parece que, por ahora, solo las producciones originales pasarán el corte.

Netflix tendrá que bajarse los pantalones con las productoras

Un hombre viendo Netflix en un iPad
El plan sin anuncios de Netflix podría llegar con un gran recorte en el catálogo.

La compañía tendrá que negociar con las productoras para que estas incluyan sus películas y series en esta futura suscripción con publicidad. En el caso de que estas acepten, tendrán que modificar el acuerdo actual que tienen actualmente con ellas. Según los reportes, ya son varias las productoras que se han negado a firmar un nuevo acuerdo.

Netflix ha comenzado a negociar con nombres como el Warner BrosUniversal o Sony Pictures Television. Estos nombres, además de ser el de algunos de los estudios de producción más importantes del mundo, están detrás de series de éxito. Algunos títulos que se podrían perder son Cobra Kai, Breaking Bad, Stranger Things, Peaky Blinders o Los Bridgerton.

Recordemos que, para este nuevo plan con anuncios, Netflix se ha asociado con Microsoft. Esto significa que aquellas empresas que quieran anunciarse en Netflix tendrá que hacerlo a través de la plataforma de Microsoft.

Además del plan con anuncios, la compañía también cobrará a los usuarios por cada casa adicional en la que se use una cuenta. El objetivo de este movimiento es evitar que los usuarios compartan su contraseña. Según Netflix, uno de cada tres hogares en los que se utiliza su plataforma no paga por el servicio.

1 Respuesta

  1. Alsejo dice:

    Que sentido tiene tener que ver anuncios y pagar menos, si no vas a poder ver todo el contenido de la plataforma. Muy barata tiene que ser esa suscripción para que valga la pena. Y otra cosa, si yo con mi cuenta, que no comparto con nadie, me voy de vacaciones a otro lugar, por tanto otra casa, voy a tener que pagar más?

Deja una respuesta